Creemos firmemente que nosotros los guatemaltecos debemos ser los que contribuyamos al mejoramiento de la calidad de vida de aquellos connacionales en situaciones de vulnerabilidad o necesidad. No podemos esperar que sean otros los que vengan a Guatemala a apoyar a nuestros hermanos que tienen menos oportunidades de vida. 

Es por eso que uno de nuestros objetivos es inspirar a la acción a los guatemaltecos. Constantemente realizamos visitas a otras organizaciones no lucrativas, con el fin de que los voluntarios que nos acompañen sean motivados a continuar con la linda labor de ayudar al prójimo; en cada experiencia esperamos que una semilla de amor sea sembrada en el corazón de cada voluntario, y que poco a poco se cree una cultura de generosidad en sus vidas.