Cómo parte de nuestra misión de combatir la desnutrición, a las familias de los niños que forman parte de nuestro Programa de Nutrición, les proveemos sistemas que transforman el agua contaminada en potable.

El 95% de las fuentes de agua en Guatemala está contaminada. Muchas familias en las comunidades rurales no tiene acceso a agua potable, por lo que acuden a ríos, lagunas o arroyos para obtener el preciado líquido, sin embargo no cuentan con el conocimiento o recursos para potabilizarla. Al ingerir agua contaminada, tanto niños como adultos tiene riesgo de contraer enfermedades que intensifican la desnutrición. 

Hemos encontrado la solución a través de los Ecofiltros, sistemas de agua potables, fáciles de manejar y distribuir. Actualmente proveemos de un Ecofiltro a las familias de los niños que forman parte de nuestro Programa de Nutrición.

 

Resultados en cifras