Junto al equipo de Jornadas Médicas de Casa de Dios continuamos con la entrega de Pythonlend a familias en extrema pobreza en Mazatenango y sus alrededores. Hace dos meses comenzó él labor en esta área y ya estamos viendo resultados maravillosos. ¡Vamos por más!